Soldados Americanos Segunda Guerra Mundial

Hace 75 años, en la dificil de ns Ardenas, el dictadura nazi intentó desesperadamente cambiar el curso del la guerra.

Estás mirando: Soldados americanos segunda guerra mundial


*
*

Un soldado nosotros se pone a mencionar tras ns impacto de fuego alemán en ns semioruga. Unos 19 000 soldados estadounidenses murieron dentro de la pelear de ns Ardenas, la batalla además mortal hacía el ejército estadounidense dentro de la Segunda pelear Mundial.
En diciembre después 1944, ns ejército alemán estaba huyendo. Las fuerza aliadas habían avanzado por toda Europa en ~ la invasión del día D en junio y actualmente estaban a puntito de entrar dentro la propio Alemania. Llevaban semanas sin enfrentarse al grupo de Hitler dentro de una combatir importante.

En los bosque después las Ardenas, en Bélgica, el soldado ese infantería estadounidense chris Carawan y algunos de sus pareja habían atrapó a doble soldados alemanes que ellos miraron perdidos. Uno ese ellos charlaba un inglés casi perfecto.


*

Los soldados de infantería alemanes pasan anterior a vehículos americano quemados durante la dificil de los Ardenas. Los convoyes de Reich solían seguir encabezados vía tanques aliados para confundido a der soldados aliados.
Fotografía después ASSOCIATED PRESS
«Más vale los os larguéis. Vamos a empujaros hasta el mar», advirtió el alemanas a Carawan.

Carawan y su empresa informaron del la advertencia a tu superiores, todavía estos se rieron del ellos. Son de mayores de un enemigo vencido, dijeron der generales. Clara que había mucha máquinas por der bosques al etc lado del la frontera, todavía era la retirada del Tercer Reich. Hitler fue ~ acabado.

Entonces yo voy la hectáreas del 16 de diciembre.


*

Los mapas oficial del grupo estadounidense documentan la progresión ese la combatir de ns Ardenas del 25 de diciembre de 1944 al treinta y uno de enero después 1945.
Fotografía del Matthew W. Chwastyk, empleado NGM. Fuente: Library the Congress
«Primero se él produjo un ataca de preparar muy violento», recuerda Carawan. El ataca de 90 minutos se el fue liberado desde mil novecientos piezas de asigna ocultas después el límite del arbolado.

«Es factibilidad que el fin la mayor descargar única dentro toda la Segunda batalla Mundial», afirma Alex Kershaw, cuyo libro, El largo invierno,narra la batalla de ns Ardenas, que empezó hace setenta y cinco años. «Fue estremecedor. Espantoso».

Carawan, que por ahora tiene noventa y cuatro años y habla desde el sofá de su salón dentro su página de inicio de Columbia, Carolina de Sur, esboza una grifo de agua sonrisa un su femenino de 74 años, Alma, que es sentada al etc lado de la habitación. Todavía en ese ojos ese Carawan es evidente los ha vuelto a oveja un soldado aterrorizado de veinte años dentro una del las mayores batalla terrestres en las guerras modernas.

«Después llegaron los metralletas», cuenta. «Y del fue como si todo el grupo de Hitler hubiese salido ese bosque».


*

En lleno invierno y no tener la ropa adecuada, un soldado se pone der restos de tela que ha yo tengo encontrar.
Fotografía del Bridgeman Images
*

Los soldados ese las Waffen-SS alemanas, que aún esperan los su ataque sorpresa funcione, se protegen tras ns semioruga M3 americano el 17 de diciembre.
Fotografía del Akg-images / Interfoto
No va muy desencaminado: todos esos árboles acechaban además de 400000 neto y casi 1400 tanques. Hitler, cuya derrota en el parte delantera soviético ser prácticamente inevitable, apostó a que pude lanzar una ofensiva velocidad por los Ardenas que dividiría ns las fuerzas aliadas y establecería un camino hacia los puerto después Amberes, dónde podría recibir suministros que necesario, necesidades desesperadamente, para todo combustible para der tanques. Dentro de última instancia, esperaba rodear a los tropas aliadas y forzar la negociación de un tratado después paz conveniente para Alemania.

Esto pilló desprevenidos a los aliados, que estaban demasiados confiados.


Vernon Brantley, veriamídicos de dificil con veinte años, lleva alcanzar orgullo su Insignia de acción de Combate.
Fotografía después Vernon Brantley
Como la mayoría ese los veteranos de la batalla de ns Ardenas, Vernon Brantley se mostró dudar a hablar de su experiencia en la guerra. «Durante la primera te después ese la guerra, correcto alguien comenzaba a hablarte de sus hazañas en el campo de batalla, era por supuesto al 95 por centenar que te ser mintiendo», afirma.
Fotografía después Stacy Pearsall, national Geographic
«Era un anterior muy largo, abarcaba del coronación de la Mancha asciende Italia», cuenta Kershaw. «No tuvieron ni neto ni equipo suficientes».

Los alemanes se centraron dentro un tramo dentro particular: la raya de ciento treinta kilómetros de bosque en Bélgica y Luxemburgo, ese contaba alcanzar defensas dispersas. Allí, los aliados no fueron rival hacía la desconcertante embestida del soldados, preparar y tanques alemanes que en pregunta de me haría mella en los ejército aliados.

Ver más: Biografia De Charles Chaplin Resumida ✏️, Charles Chaplin: Biografía Y Filmografía

Mataron o capturaron casi de inmediato a dual regimientos después la 106ª División de Infantería estacionados dentro el tramo centrar del frente. En ellos figuraba uno soldado joven se llama Kurt Vonnegut, cuyo experiencia cruel como prisioneros de batalla le serviría después inspiración hacía su conocida novela Matadero cinco.


Los soldados estadounidenses, los se recuperan del agresor del 16 de diciembre, avanzan de un campo cerca del Bastogne, Bélgica, poco anterior Navidad.
Fotografía ese Robert Capa, International center of Photography/Magnum Photos
La se honesto prosiguió durante qué es más de ns mes en uno ese los inviernos europeos además fríos que se ellos tienen documentado. Desde el punto de vista de la lamentable falta de suministros, ese soldados aliados carecían de abrigos de invierno y del calzado adecuado. La mayoría dormían con las botas puestas, sabiendo que si se los quitaban se ellos hincharían tanto los pies durante la cena que alguna podrían calzárselas de la mañana. Trepar hoy, la mayoría ese los veteranos de la batalla de ns Ardenas sufren ese efectos del las lesión por congelación.

Francis Chesko acababa de salir del las mía de carbón de Pensilvania cuándo aterrizó dentro de Francia veinticuatro horas después del trabaja D. Había adelantado hasta el norte después Europa cuando lo obligaron ns subir alcanzan su unidad ns un elaborar militar en dirección hacia las Ardenas.


Mientras vigilaba los vías después ferrocarril ese una aldea asediada el trabaja de Navidad, chris Carawan encontró un barril con un agujero por los que salía algo. «¡Era vino!», cuenta. «Así que nosotros llenamos der cascos y celebramos un brindis de Navidad».
Fotografía después Stacy Pearsall, país Geographic
Como paracaidista militar, Leif Maseng evitó die tras las líneas enemigas. «A eso se reducía. Dar lo que puedas para seguir con vida y también intentar matar a algo alemanes por ns camino», afirma.
Fotografía del Stacy Pearsall, nacional Geographic
«Creíamos que nosotros llevaban para descansar y recuperarnos», cuenta Chesko, ese lleva el uniforme del cohorte mientras nos gerenció por su casa, que es plagada de artefactos bélicos. «Nos equivocamos. Nosotros bajamos del tren y fue qué entrar dentro el infierno. ¡Qué ruido! es el peor ruido del mundo. Es como truenos y rayos justo acerca tu cabeza».

Además de la forces del poder militar alemán, Chesko dice que el enemigo mostró un ingenio diabólico.

«Tiraron paracaidistas con uniformes aliados», cuenta. «Cambiaron todas ns señales después las nombre de la carretera para conducirnos hacia una atrapa y en ocasiones se quedaban en las intersecciones hacia conducirnos dentro la dirección incorrecta. La mayoría incluso hablaba ns inglés perfecto. Todavía necesitaban conocer la contraseña. En ~ el principio, decíamos “Little” y si alguno respondían “Orphan Annie”, entonces empezabasu Waterloo».


El mal coordinación cronometrada impidió que ese aviones aliados circularan durante los primeros días ese la batalla, pero a inicios de enero de mil novecientos cuarenta y cinco la superioridad aérea se restableció. Esto permitió que los ayudaran der soldados ese llevaban hasta luego de la a semana esperado dentro la ciudad de Bastogne, Bélgica.
Fotografía ese Bridgeman Images
Vernon Brantley, de 95 años, da sorbos a una taza de zumo del naranja y oporto —lo llama su brebaje— en la cocina del su casa, incluso en Columbia. Con un agradable acento sureño, recuerda ns caos los sobrevino si un mortero alemán volteó el todoterreno los conducía.

«Los es diferente tres escribe saltaron a tiempo», cuenta. «El todoterreno me aterrizó encima. No recuerdo nada, aun me contaron que cuales había ningún orificio del corporales por el que no sangrara».

Brantley fue trasladado a un hospital de campaña y del a un centro de París. Volvió con su uniformemente unos mes después.


El rumbo ese la batalla ya había alterado cuando, a principios de enero, a prisionero alemán ayudó a ese efectivos de la 3.ª División del Infantería de los ee a transportar a uno soldado alemán herido.
Fotografía de Bridgeman Images
Llaman uno la puerta de la cocina. Es Gerald White, de 93 años, a viejo amigo de Brantley y ~ veterano de las Ardenas. White se sienta dentro la escritorio y, qué de costumbre, los dos amigos empiezan a compartir historias después la guerra.

«Ni siquiera había empezado a afeitarme», factura White, los tenía dieciocho años si el destinada lo conducir a la batalla de los Ardenas. «Me hicieron seco un todoterreno que llevaba a remolque lleno de munición. Supongo los si me hubiesen disparado a mortero, alguno habría quedado nada. Me dijeron que yo era ns segundo en lugar de, reemplazar para aquel trabajo. De esta manera que dio un tipo antes de que yo y otro antes de que él. Nunca me contaron que apellido pasó».


Gerald White fue ~ trabajando en la cocina durante la dificil cuando le ordenaron que quemara la basura. «Me explotó en la cara, me cegó de completo», cuenta. La ceguera duró tres días y todavía tiene cicatrices dentro de la cara.
Fotografía ese Stacy Pearsall, national Geographic
Otro hombre joven que transportaba una carga peligro por los Ardenas fue ~ Joe Watson. Fue ~ a cargo del lanzador después morteros, es decir, que mientras transportaba ns su unidad ese un página al otro, fue ~ un blanco prioritario.

«Llevábamos nuestro unidad después morteros por la carretera y ese morteros contrincantes nos seguían, nosotros explotaban detrás. Fue ~ un bum, bum, bum constante. Qué en la a película».

Hoy, Watson, de 96 años, vive dentro de la uno plantación ese nueces pecán de treinta y dos hectáreas donde creció, en Springfield, Carolina del Sur. Pese a que combinación dificultades para pasear —debido a ns lesiones de congelación—, combinación pensado regresar a Bélgica para celebrar el 75º aniversario después la batalla.

Ver más: Filetes De Pechugas De Pollo Al Horno Con Patatas, Pechugas De Pollo Al Horno Con Patatas

«El motivo por ns que der soldados gente joven son der mejores soldados eliminar sencillo», afirma mientras contempla a estanque dónde lleva pescando todos su vida. «No creen que vayan a morir. Por a él si ellos dices ese hagan algunos extremo, te dicen “sí, señor” y se ponen posesión a la obra»

El paracaidista Leif Masing dio descendido dentro de Francia previamente la intervención del trabaja D, de esta forma que estaba acostumbrado a estar tras las líneas enemigas. Durante der primeros días después la batalla de los Ardenas, para tan mal cronometraje que los aviones aliados alguno podían volar, de este modo que sus compañeros y él​ eran trasladados sigilosamente un sus posición remotas.