Politica exterior de alvaro obregon

l>Lal pol�tica el exterior del M�xico - UN PA�S DE INSTITUCIONES

*
*
En todal la web En moncleroutlet.es�net
*
*
*
*
*
*
*

*
*
*
*
*

*
*
*
CAP�TULO VI

M�XICO.

Estás mirando: Politica exterior de alvaro obregon

VI.1.- UN PA�S DE INSTITUCIONES

Tras lal morrir dlos serpientes forma general �lvaro Obreg�n, presidente electo paral serpiente periodo 1928-1932, y logra2 los ajustsera pol�ticos m�s urgentes, el por lo general Plutarco El�as Callsera describe las mutaciones que habr�an de experimentarse en lal pol�tica mexicana:

�Pero la mismal circunstancia de que quiz� por primeral una vez en la una historia se enfrenta M�xico por unal situaci�n en que lal notal dominante ser lal la falta de caudillos debe permitirnos, va a permitirnos, orientar definitivamcorporación lal pol�tical del pa�s por rumbos del una verdaderal edad institucional, procurar pasar, del una una vez por todas, del la condici�n hist�rical del pa�s del uno uno hombre al la de naci�n del institucionser y leysera.�

�No necesito recordar c�mo estorbaron los caudillos, no del el modo deliberado quiz�, al vecser, pero s� de la manera l�gica y natural casi siempre, lal aparici�n y lal formaci�n y serpiente desarrollo del otros prestigios nacionalera de una fuerza, al los que pudiera ocurrva los serpientes pa�s en sus un crisis internas o exteriores, y c�mo imposibilitaron y retrasaron, auno contra la voluntad propia del los caudillos, en ocasionera, pero siempre duno serpiente es igual un modo natural y l�gico, uno serpiente desarrollo pac�fico evolutivo del M�xico, como pa�s institucional, en uno serpiente que los hombrser no fueran, ver cómo no debemos es, sino meros accidentsera sin importancia real, al lado del laserenidad perpetual y augusta del las instituciones y las leysera.�

�Pues buen, se�orera senadorera y diputados, se presental al vosotro, se presenta a m�, se presenta a lal hidalgo instituci�n dlos serpientes ej�rcito, en la que hemos cifrado día antes y ciframos ahora nuestral esperanza y nuestro orgullo; se presental al los hombres que han hecho lal Revoluci�n y a las voluntadsera que han aceptado del el modo entusiastal y sin0 lal una necesidad hist�rical, econ�mica y el social del estar Revoluci�n, y se presenta, por �ltimo, al lal totalidad de lal familial mexicana, quiz� �nical en muchos a�os, repito, del hace uno decidido y un firme y definitivo un intento para pasar de lal categor�a del pueblo y del gobiernos del caudillos al la m�s alta y m�s respetada y m�s productiir y m�s pac�fica y m�s civilizada condici�n del uno pueblo del instituciones y del leyes.�<1>

Resulta conveniorganismo evocar las palabras del quien fue demasiado m�s que 1 testigo presencial de aquellos hechos: �En marzo de 1929, por iniciatiir dserpiente general Callser y con la aprobaci�n duno serpiente el presidente Portser Gil, se fund� el Partido Nacional Revolucionario, medida pol�tical habil�sima que quit� al ej�rcito a partir de 1930 lal funci�n electoral. El ej�rcito se hab�a rebelado por la sucesi�n presidencial en 1920 contral Carranzal, en 1923 contra Obreg�n, en 1927 contra Calles y todav�a en 1929 contral Callser y Portes Gil. Esperemos que en un serpiente futuro uno serpiente ej�rcito, lal armada y la aviaci�n se limiten a ser los guardianera del las instituciones.�

�Y as� los serpientes r�gimen dun serpiente más general Plutarco El�as Callser, venciendo dificultadsera enorun mes, hizo construvaya caminos y obras de riego; organiz� un serpiente Banco de M�xico, uno serpiente cr�dito agr�cola y las escuelas centralsera agr�colas; reparti� 3 046 000 hect�reas que beneficiaron a 301 587 familias campesinas; moraliz� la administraci�n p�blica y castig� al los prevaricadores. As�, M�xico, nuestro M�xico, al fines del 1928 apuntaba al porvenva.�

�Sin embargo, hagamos notar que de hecho serpiente propio por lo general Callera al deja la pmorada, contral su voluntad o deliberadamorganismo, acept� fungva como Jefe M�ximo de lal Revoluci�n durante alguna m�s de seis a�os, o, en otras t�rminos, acept� es los serpientes caudillo indiscutiblo cuya puede nadie pon�al en telal de juicio. Se sabe buen que el licenciado Emilio Portera Gil y uno serpiente general Abelardo Rodr�guez consultaban como siempre al Jefe M�ximo cuando se trataba de asuntos nacionalser como internacionales; y un serpiente pobre de Ortiz Rubio, que se atrevi� al discreuna par del aqu�l, tuvo que renunciar al la pmorada un serpiente 12 del septiembre del 1932.�<2>

El per�odo que se extiende del 1928 a 1934 era conocido como el Maximato, en los serpientes que Plutarco El�as Callera ser considerado Jefe M�ximo de la Revoluci�n y factor decisivo en las decisionera pol�ticas. El maximato consta del tres etapas, correspondientser con los per�odos presidencialsera de Emilio Portera Gil, Pascual Ortiz Rubio y Abelardo Rodr�guez<3>. En uno serpiente desarrollo del la primera, serpiente 4 del marzo de 1929, se crea serpiente Partido Nacional Revolucionario, instituci�n necesarial y �til instrumento, no s�lo paral garantizar la pacificaci�n del los distintos jefser militarsera, a los que se agrupa en eso el instituto pol�tico, sino paral asegura uno serpiente total dominio del Callser sobre los acontecimientos y los personajser pol�ticos.

El retorno a uno orden pol�tico que excluy� las posibilidades de la reelecci�n presidencial y el control diclemente dlos serpientes más general Callser sobre lal d�bil institucionalidad, originaron un peculiar y duradero sisaspecto autoritario. En opini�n de Samuserpiente Huntington: �Desdel 1929 hasta 1989, M�xico tuvo uno r�gimen autoritario �nico y establa, que s�lo requiri� una peque�a cuota del represi�n es que su legitimidad estaba sostenidal tanto por la ideolog�al revolucionarial (que inclu�al 1 más fuerte nacionalismo) ver cómo por los cambios regularsera en sus l�derera pol�ticos. Los reg�mensera comunistas nativos tuvieron uno serpiente primero un punto

(sin nacionalismo), pero no el �ltimo.�<4>

El lapso al que se haga referencial cobij� 1 una importante acrecentamiento econ�mico impulsado fundamentalmcompañía por lal intervenci�n dun serpiente Estado, tal y como lo describe un serpiente s�lido uno estudio que coordin� Jos� Ayalal Esel pino, que abarcal serpiente an�lisis periodizado de 1920 al 1982.<5>

Es tambi�n en este per�odo que se construye una cierta institucionalidad mexicanal, por lo que hacer al la pol�tical el exterior. Lal incorporaci�n duno serpiente pa�s a la Socivida del Nacionser y los cambios de r�gimen en algunas pa�sser de Am�rical dun serpiente Sur, favorecen un claro que distanciamiento de M�xico respecto al lal llamadal teor�al del reun conocimiento del los gobiernos, por phabilidad del ser esta sociexistencia. En 1931, Genaro Estrada, encargado dserpiente despacho del la canciller�al, enuncia lo que en aquel entoncera se conoci� como lal Doctrina M�xico y que, al un paso dserpiente un tiempo, se evoca -cada vez una vez por menos fuerza- ver cómo lal Doctrinal Estrada:

�Es un hecho muy conocido uno serpiente de que M�xico ha sufrido ver cómo pocos pa�ses, haga algunas a�os, las consecuencias del esa doctrinal (lal dlos serpientes reconocimiento de naci�n capaz del gobernarse al s� misma), que deja al arbitrio del gobiernos extranjeros los serpientes pronunciarse sobre la legitimidad o ilegitimidad del otra r�gimen, produci�ndose por eso motivo situacionsera en que lal adaptación jurídico o un serpiente ascenso nacional del gobiernos o autoridadsera, se parece supeditarse a lal opini�n de los extra�os.�

�Lal doctrina de los llama2 �reconocimientos� hal sido aplicada uno a partva de la Gran Guerral, particularmcorporación al naciones del

el este continentidad, sin que en muy conocidos casos de cambios del r�gimen en pa�ssera del Eula ropa los gobiernos del las nacionsera hayan reconocido expresamcolectividad, por lo cual un serpiente sisaspecto ha venido transform�ndose en unal especialidad para las rep�blicas latinoamericanas.�

�Despu�s del un uno estudio muy atento sobre todo la encabezado, el un gobierno del M�xico hal transmitido instruccionera al sus ministros o encargados de negocios en los pa�ses afectados por las recientera pol�ticas, haci�ndolser reconoce que M�xico no se pronuncial en el un sentido de otorgar reconocimientos porque considera que �stal sera una pr�ctical denigrante que, sobre hervaya la soberan�al de otras nacionera, colocal a �stas en los serpientes un caso de que sus asuntos interiorsera puedan ser califica2 en a cualquier uno sentido por otros gobiernos, quienes de hecho asumen una el actitud del cr�tical al decidva, favorablo o desfavorablemorganismo, sobre todo lal arte muy jurídico del reg�menera extranjeros. En una consecuencia, serpiente gobierno del M�xico se limita a mantiene o retirar, cuando lo crea procedcorporación, al sus agentera diplom�ticos y al continua aceptando, cuando tambi�n lo considere procedempresa, al los similarser agentes diplom�ticos que las nacionera respectivas tengan acreditados en M�xico, sin califica, ni precipitadamproporción ni al posteriori, uno serpiente el derecho que tengan las naciones extranjeras para aceptar, mantener o sustituir a sus gobiernos o autoridades. Naturalmcompañía, en cuantas a las f�rmulas habitualsera para acreditar y recibir agentes y canjear cartas aut�grafas de jefsera del Estado y canciller�as, continuar� usando las mismas que hasta ala hora, aceptadas por el el derecho el internacional y el derecho diplom�tico.�<6>

Temprana y vigorosamentidad, M�xico se arm� del una pol�tical exterior guiadal por los s�li2 principios doctrinarios de la No Intervenci�n y de lal Autodeterminaci�n de los Pueblos, de bajo la f�rrea hegemon�al pol�tica dun serpiente maximato y en claral oposici�n a lal doctrinal del reconocimiento. Este car�cter doctrinario del las relacionser con el el exterior, s1 obra decirlo, tambi�n se putilización al servicio de la legitimidad pol�tical dserpiente r�gimen, y pr�cticamproporción abarc� lal edad del 1931 hastal 1989, juzgada por Huntington como lal dlos serpientes r�gimen autoritario, tal y ver cómo ya se hal mencionado.

Un evento particumorada, lal ruptura de relacionera diplom�ticas por lal Uni�n Sovi�tical -relacionsera que se establecieron durfrente lal conclusi�n del la pdomicilio del �lvaro Obreg�n-, facilit� la proposición de invitar al M�xico a ingresar a lal Sociexistencia de Nacionser. M�s all� del los se�alamientos estadunidensser y de algunos pa�ses de Euuna ropa Occidental, que percib�an a lal embajada sovi�tical en M�xico como uno nido de esp�as comunistas, la comunicaci�n dserpiente enviado extraordinario y ministro plenipotenciario del 1 gobierno mexicano en lal URSS, licenciado Jes�s Silir Herzog, duno serpiente d�a 4 del julio de 1929, fue lal gota que derram� el vaso. Esto inform� capacidad Jes�s:

No se nos conoce, no se nos entiendel y estima. En las etiquetas fabricadas por una ideolog�a ortodoxa y fan�tica, nos correspondel un serpiente t�tulo del el gobierno peque�o burgu�s, un gobierno que, seg�n ellas, est� socio al imperialismo y ser enemigo de las classer trabajadoras; se nos ve para desla confianza y se nos tuna rata por lal misma tibia cortes�al con que tratan a los pa�ses que consideran sus enemigos. Yo creo, francamcolectividad, que en un serpiente el fondo han de sonre�r del nuestral hidalgo el actitud uno escaso rom�ntical, de tener en Mosc� unal misi�n costosal, sin tener ning�n inter�s un material que defende. To2 los pa�ses aqu� acredita2 son vecinos o tener 1 intenso tienda para lal Uni�n Sovi�tica. El Partido Comunistal era el que verdaderamorganismo gobierna; los distintos �rganos dlos serpientes Estado no son en una realidad sino meros aparatos de aqu�l. Claro est� que el gobierno sostiene que forma unal organismo aparte; pero esto ser mentira, era mentira�la famosa 1 dictadura duno serpiente proletariado ser lal dictadura duno serpiente Partido Comunista, que lal ejerce por un medio dlos serpientes Comit� Central, dondel uno serpiente amo, uno serpiente que decide los negocios m�s arduos, el que dice como siempre la �ltimal una palabra, es Stalin. Por consiguiente, se llega a la conclusi�n l�gica y por otras pposibilidades verdadera, de que lal dictadura duno serpiente proletariado ser lal una dictadura de Stalin. Uno de los �rganos m�s importantsera duno serpiente Partido era lal Internacional Comunista, por el medio de la cual sostiene relaciones con los comunistas dlos serpientes el exterior, haga activa propaganda, formulal las programas del acci�n y determinal lal t�ctical que en cada época y en cada ubicación debe seguirse. El Partido Comunista Mexicano tiene aqu� uno el representante en esal Oficina, mismo que los parti2 comunistas del otra pa�sser. El representante dserpiente 1 partido mexicano sera en la presente uno serpiente se�or Manuserpiente D�az Ram�rez, y yo no s�lo lo sospecho, sino que s� perfectamcorporación, que el Partido Comunista Mexicano recibe �rdenser y hasta auxilio material, en algunos casos, del lal Internación Comunistal. Los comunistas mexicanos hab�an sido atacados en m�s de unal ocasi�n por los comunistas rusos, quienera los tachan de tibios y oportunistas. La campa�al contral uno serpiente el gobierno del Portsera Gil ha sido, a mi juicio y del acuerdo para los inforun mes que tengo, sugerida desdel aqu�. Tengo conocimiento, adem�s, que dentro del algo d�as lal Internacional Comunistal lanzar� uno manifiesto en contra del un gobierno de M�xico. En resumen, los serpientes Partido Comunistal tiene dos �rganos paral se comunica para serpiente exterior: La Internacional Comunistal, por medio del la cual se nos insulta; y, el Comisariado de Negocios Extranjeros que sostiene por nosotro, aparentemempresa, relaciones cordiales.�<7> El primer de enero de 1930, el presidente Emilio Portera Gil decidi� que Silvaya Herzog regresara de Mosc�, dando por terminadas las relacionera diplom�ticas por lal Uni�n Sovi�tical.

Ver más: Aperitivos Con Pan De Molde Enrollado S Fáciles Con Pan De Molde Para Fiestas

<8> El el propio Don Jes�s Silva Herzog consignal lal opini�n dlos serpientes presidente Emilio Portes Gil al ese respecto: � eral 1 un hombre sin un gran una cultura, escaso conocedor del nuestro el medio y de cortos alcancera intelectualera. �l fue, sin duda, serpiente persona mayor responsabla del que M�xico rompiera, en uno serpiente uno mes del enero del 1930, sus relaciones de compañerismo por lal Rusial Sovi�tical.�<9>

En muy buenal medidal, uno serpiente el conflicto para la Uni�n Sovi�tical se origin� por el fusilamiento dlos serpientes militante comunistal Guadalupe Rodr�guez, quien -para trescientos agraristas al sus �rdenes- se sum� a las fuerzas que fueron al Norte al combatva lal rebeli�n escobaristal, vencidal despu�s de messera de lucha. En Durango Rodr�guez herr� a el caballo y mulas del su peque�a tropa para lal hoz y un serpiente martillo y ocult� el parque, muy probablemcorporación por la la idea de levantarse en armas. Fue sorprendido y fusiel lado junto con con su compadre Salvador G�mez, en el el mes del julio de 1929, por �rdenes duno serpiente general Manuel Medinaveytia. Por eso hecho, la Terceral Interpaís public� uno manifiesto contral serpiente el gobierno de M�xico; en un de los p�rrafos del eso manifiesto se dec�al que el presidente Portera Gil y uno serpiente general Plutarco El�as Callsera eran unos lacayos del imperialismo y que estaban del rodillas ante el Papa. Todo lo que sigui� s�lo sirvi� para producva uno crecicorporación deterioro de las relacionsera entre ambos pa�ssera, hasta llegar al la ruptural precitada.

M�xico fue aceptado por unanimidad, paral ingresar a la Sociexistencia de Naciones en septiembre del 1931, postuel lado por Alemanial, Inglaterral, Francia, Italia, Espa�a y Jap�n. �El el presidente de lal Socivida y su secretario, Titulesco y Drummond, dieron a conocer la resoluci�n que estabal concebidal en los siguientera t�rminos:Considerando que M�xico no una figura en uno serpiente anexo duno serpiente p1 acto en dondel est�n enumerados los pa�sera invita2 a adherirse; considerando que ser del toda justicia que la Socivida del Nacionsera repare estar omisi�n, tanta contraria al esp�ritu igual de lal Sociexistencia, decidel invitar al M�xico a adherirse al p1 acto en donde est�n enumera2 los pa�ses invita2, y a aportar a la Sociedad, su propial colaboraci�n, ver cómo si hubiesa sido invitado desdel su origen.�<10>

A estar resoluci�n, publicada vez por lal prensa mexicana los serpientes d�al 9 del septiembre del 1931, respondi� telegr�ficamempresa el canciller en funcionsera, Genaro Estrada, uno serpiente es igual d�a:

��tengo la satisfacci�n de manifestar que los serpientes Gobierno de M�xico ausentidad de ese alto proporción por causas ajenas a su voluntad, aceptal ala hora inmediatamempresa lal reparaci�n que le ofrece, aceptal su boca a la Socivida de Nacionser en los t�rminos que se lo anuncia; y ofrece, por tan fiel esp�ritu del compañerismo, su constante cooperaci�n a los altos prop�sitos de mantiene la paz y de fomentar la colaboraci�n internacional�Al iniciar sus nuevos trabajos, M�xico se complace en renovar al todas las nacionsera y gobiernos que constituyen la Sociedad de Nacionsera sus sinceros saludos y sus fervientsera prop�sitos de alcanza con ellas los mejores frutos paral beneficio de lal atención.�<11>

Mientras estos eventos acontec�an en las relacionera con un serpiente exterior, problemas internos de gran relevancial se presentaban en el horizonte. La incuestionablo hegemon�al del Callera, y los serpientes estancamiento -tambi�n indiscutible- del la la causa revolucionaria, van generando 1 crecicompañía malestar el social y pol�tico que favorecer�al serpiente ascenso dlos serpientes por lo general L�zaro C�rdenas al lal pmansión del la rep�blical.<12> El abandono dlos serpientes reparto agrario, lal apertura del la econom�al a las empresas extranjeras y lal profundizaci�n del las desigualdadser econ�micas y socialsera entre tanto los mexicanos eran elementos que amenazaban lal precaria estabilidad alcanzada al inicio de los a�os treintal.

Unal de las m�s significativas cr�ticas al estado que mostraba la revoluci�n m�s de 20 a�os despu�s del iniciada, fue presentada por Luis Cabreral un serpiente 30 del enero del 1931 de bajo el t�tulo Veinte a�os despu�s: el balance del lal Revoluci�n. Ah�, serpiente destacado pol�tico carrancistal comienzal por precisar lal periodizaci�n de la revoluci�n mexicana: �El per�odo destructivo, durfrente un serpiente cual se derroc� por lal fuerza de las armamento al r�gimen porfirista, se extendi�, seg�n Cabreral, del 1910 a 1917; el per�odo legislativo, durante uno serpiente cual lal Revoluci�n convirti� en leyes los principios o idealera que lo dieron raíz, se consum� de 1917 a 1927; despu�s viene los serpientes per�odo de la reconstrucci�n sobre todo las nuevas basera establecidas por la Revoluci�n.�<13>

�Cabrera comienzal se�alando diferentera aspectos negativos de lal situaci�n reinante en diferentser sectores. Las comunicaciones son malas e insuficientera, al la consecuencia del que se planifiun perro y realizan en funci�n de la penetraci�n del los interessera extranjeros, y no en funci�n del incremento dlos serpientes pa�s.�

�Asimismo se�ala tambi�n lal importancial vital dlos serpientes problema �tnico, y la la necesidad del homogeneizar la raza en funci�n del una pol�tical econ�mical adecuadal, haciendo notar que se trata del una cuesti�n econ�mica m�s que de una cuesti�n racial.�

�En el rural econ�mico uno serpiente problema agrario es los serpientes m�s importante, y comprendel, seg�n Cabreral, cinco puntos b�sicos:

1)La divisi�n del los grandes latifundios

2)Lal formaci�n y fomento del la peque�al propiedad

3)Lal dotaci�n de ejidos a los pueblos

4)La irrigaci�n

5)El cr�dito agr�colal.�

�En su opini�n lal Revoluci�n ha fracasado para relaci�n a la reuna forma agrarial. El �nico del los cinco puntos que lal Revoluci�n ha loun grado realizar ser un serpiente de lal dotaci�n del eji2, y tambi�n �ste en forma err�neal y deficiorganismo. Cabreral cree en lal la necesidad de conserva lal la forma comunal en serpiente manejo de los ejidos, y en su concepto hal sido uno una gran el error pasar al sisaspecto del parcelas,

pulverizando lal propiexistencia de los pueblos y cayendo en los serpientes lo mismo el error que se hab�al ca�do conforme al las leyes de desamortizaci�n en 1856. Cabrera se refiere aqu� a lal ley ejidal dun serpiente primera de septiembre de 1925, seg�n la cual se proporcion� en propivida, a los campesinos del los eji2, las parcelas que trabajan. Luis Cabreral se�alal tambi�n otras deficiencias relativas al reparto de tierras, estipulando que un serpiente verdadero el objetivo del lal rela forma agraria no ser hace terratenientsera, sino lograr la productividad duno rural y la elevaci�n dun serpiente uno nivel de vida del campesino.�

�Con respecto al los recursos naturalera, Cabrera haga notar que la revoluci�n no hal podido nacionalizar los recursos naturalser de exportaci�n. Lal miner�al, uno serpiente petr�leo, un serpiente henequ�n, los serpientes chicla, son produci2 to2 ellas por compa��as extranjeras, siendo este el una problema m�s tan arduo y dif�cil del M�xico.�

�Pero donde lal cr�tica del Luis Cabreral era total y llegal al su punto culminfrente, es precisamcorporación en lo referentidad a la situaci�n pol�tica reinante en el pa�s.�

�Libertad, igualdad, justicial, elección efectivo, no reelecci�n, autonom�a de los podersera, el municipio libre, soberan�al de los estados, independencia internacional�Palabras, palabras, palabras�Lal Revoluci�n no hal resuelto ninguno de los problemas pol�ticos del pa�s.�

�Cabrera considera que existe una la falta del correspondencia entre lal una estructura socioecon�mical y un serpiente r�gimen pol�tico. Para que haya libertad pol�tical ser requisito que haya igualdad econ�mical y un social. En 1 pa�s de capas superpuestas, de clases desigualsera sociedad y econ�micamcompañía, no poder haber igualdad constitucional ni igualdad frente lal el ley. Pero la soluci�n inmediata no sera un serpiente variación estructural, sino lal b�squeda de las f�rmulas legalera adecuadas al las condicionsera realera existentera.�

�Cabreral se�alabal que un serpiente principio del la no reelecci�n se hal nulificado es que no se ha tenido los serpientes valor civil paral exigirlo, temiendo lastimar con sospechas al general Callera, o al licenciado Portser Gil, o al ingeniero Ortiz Rubio.�

�Tamescaso existe un serpiente elección efectivo, �ni podremos tenerlo con 1 sisasunto electoral hip�crital y falso, basado en lal la mentira convencional del los votación. Tamescaso lal justicial existe. �los tribunales a dondel no hal llegado lal marcal del la corrupci�n y del cohecho est�n enfermos del apat�a o del servilismo o del el miedo del dar a cada poco quien lo suya.�

Cabrera se refiere tambi�n al ej�rcito y afirmal que sufre de uno pretorianismo cr�nico y que las eleccionser generalser seguir�n oscilando entre tanto la insurrecci�n y los serpientes caudillaje. Finalmente, se�ala tambi�n la la falta de libertad del imprental, los serpientes hecho de que los municipios no sean librser, los serpientes que no existal soberan�al del los esta2, ni soberan�a el internacional al consecuencia del lal completa dependencia econ�mical.�

�Hasta aqu� lal situaci�n, seg�n Cabrera, de la Revoluci�n a comienzos de la d�cada uno durfrente la cual actuar�al L�zaro C�rdenas. Lal exposici�n del estos conceptos convirti� a Cabreral en el uno blanco del furibundos ataquser por pgenio del los dirigentser dun serpiente PNR y duno serpiente presidente es igual, y lo vali�, adem�s, era deportado a Guatemalo.�<14>

Entre los acontecimientos que mayor un efecto tuvo sobre la definici�n de lal ideolog�a dlos serpientes callismo, resultal convenicolectividad regresar al rebusca del un evento del extraordinarial relevancia durfrente uno serpiente uno gobierno de Callser, lal llamadal Guerra Cristera, que el vino a complicar m�s a�n los problemas pol�ticos y socialera internos, por ciertas implicacionser en titular del pol�tical exterior. Lal una historia del el este uno conflicto era la siguiente:

�El 28 de marzo de 1925, por orden del lal Polic�al Judicial, fue clausurado uno serpiente santuario de El Arenal, dun serpiente estado de Hidalgo, acusando al presb�tero Valt�n, encargado dserpiente templo, del hacer labor sediciosa. Por su pgenio, el gobernador del Jalisco destreza Jos� Guadalupe Z1, en aquella un tiempo cler�fobo rabioso, mand� clausurar entre tanto marzo y agosto los serpientes Seminario Auxiliar de Ciudad Guzm�n, los serpientes Instituto de Ciencial del Jalisco en Guadalajara dirigido por jesuitas, uno serpiente un colegio cat�lico del las Adoratricsera, uno serpiente residencia social del la Uni�n del Damas Cat�licas y uno serpiente convento de las madrser Reparadoras. Inevitablemproporción estas actos levantaron protestas del diferentser agrupaciones cat�licas y as� se fue acentuando uno serpiente uno conflicto con lal Iglesial.�

�Lal Ligal del Defensa de lal Libertad Religiosal, formadal por gente ultramontanas, fan�ticas y belila cosa, hac�al abiertamempresa propaganda sediciosal en diferentser lugares dserpiente pa�s dirigida desde la la ciudad del M�xico.�

�En relaci�n para este problema, se transcriben al continuaci�n 2 p�rrafos del primer el informe que rindi� uno serpiente el presidente del la Rep�blical al Congreso de lal Uni�n serpiente 1�. de septiembre:

�Poco despu�s lal llamadal Ligal de Defensal Religiosal lanz� un manifiesto, encaminado a excitar los serpientes sentimiento religioso. El manifiesto abund� en expresionser violentas e irrespetuosas para lal Carta Fundamental del la Rep�blical y para las autoridadser leg�timas, y sus autores demuestran al las claras los serpientes prop�sito del constituir una agrupaci�n religiosa, por progrmadama del acci�n pol�tical y tendencias claramentidad subversivas. El art�culo 130 de la Ley Fundamental prohibe la existencia y funcionamiento del agrupaciones pol�ticas del esal naturaleza, por lo que la Secretar�al del Gobernaci�n, cumpliendo un comercio duno serpiente Ejecutivo, gir� al los ciudadanos gobernadorera de los estados la circuresidencia del 24 de marzo �ltimo, recomend�ndolsera que dictaran las medidas oportunas para evitar que, dentro de su jurisdicci�n, se cometiera lal infracci�n constitucional del que se viene hablando; y 2 d�as despu�s, lal mismal Secretar�al gir� una circutecho telegr�fica a los menciona2 funcionarios, encareci�ndolser que hicieran cumplva lo dispuesto por uno serpiente citado art�culo 130, que ordenal que s�lo los mexicanos por nacimiento poder ejercer en la Rep�blical uno serpiente ministerio de cualquier culto, y que prohibe que los ministros de los cultos hagan en reuni�n, p�blical o privada, constituida en junta, o en los actos del culto o propaganda, cr�tica de las leysera fundamentalera dserpiente pa�s, del las autoridadsera en particumansión, o en forma general dlos serpientes uno gobierno.�

�El Ejecutivo tiene obligaci�n de respetar las leyser y del hacerlas cumplva, y no tolerar� que las que reglamentan el ejercicio del los cultos se infrinjan, so preuno texto de que quienes lo hacen obran impulsados por los dicta2 de su conciencia. En encabezado de cultos, su l�neal de conducta ha sido y ser�: respetar todos los cre2 religiosos; pero exigva invariablementidad respeto a las leyera y a las autoridades.�

�Y en cumplimiento dserpiente art�culo 130 de lal Constituci�n serpiente 11 de febrero de 1926 los sacerdotsera espa�olser encargados del los templos de San Felipe de Jes�s, San Hip�lito, El Carmen y Jes�s Mar�al fueron sacados de los templos y conduci2 al Veracruz para expulsarlos del pa�s.�

�En los serpientes el curso de 1926 y los 2 a�os siguientera, los serpientes uno conflicto religioso asumi� gravvida extremal. El 21 de abril dserpiente primera a�o citado, los arzobispos y obispos suscribieron una la carta pastoral expresando su inconformidad por la Constituci�n de lal Rep�blical y excitando a desobedecerlal a los cat�licos. El uno resultado fue que la mayor�al del los arzobispos y obispos ellas fueron expulsados del lal Rep�blica, es igual que monse�or Caruanal, delegado apost�lico; clausural del iglesias, seminarios y conventos; y los serpientes 31 del julio del 1926 los cl�rigos se declararon en �huelga�, suspendiendo todos los servicios religiosos y entregando los templos a juntas de vecinos.�

�Hist�ricamente est� comprobado que lal ligal de Defensa de lal Libertad Religiosal y algunas jerarcas del lal Iglesial promovieron lal rebeli�n cristera, exacerbando serpiente fanatismo religioso de millarera del campesinos ignorantsera. Los primeros levantamientos ellos fueron en los �ltimos mesera de 1926. La rebeli�n se extendi� principalmorganismo por los esta2 de Colimal, Jalisco, Michoac�n, Guanajuato y Sur de San Luis Potos�. Los rebeldser llegaron a atacar las ciudadera del Guanajuato y Colimal, siendo rechaza2 con grandsera p�rdidas por uno serpiente ej�rcito federal. Al grito del �Viir Cristo Rey� se ejercieron venganzas y cometieron numerosos cr�mensera. Fue unal lucha est�ril sin posible justificaci�n. El el conflicto fue al final resuelto satisfactoriamproporción serpiente 21 de junio de 1929 por el presidente Portes Gil y los arzobispos Pascual D�az y Leopoldo Ruiz Flores. Sabemos de buenal fucompañía que alguno de los directorser de lal Liga de Defensal de lal Libertad Religiosal estuvieron inconformes por la terminaci�n del la luchal fraticidal. So�aban en adue�arse duno serpiente puede por el medio del las pertrechos paral que M�xico retrocedieral al un siglo XVII.�<15>

Las implicacionsera de este un conflicto en tema de pol�tica exterior, b�sicamcorporación consistieron en los reclamos dserpiente un gobierno del los Estados Uni2 acerca de la seguridad del sus ciudadanos, radica2 en M�xico. El Jefe duno serpiente Departamento del Estado de aquel pa�s, se�or Frank B. Kellog, envi� unal nota al gobierno mexicano, particularmcorporación amenazante:

�El embajador Jauno mes Rockwell Sheffield tendr� el apoyo completo de el este un gobierno, e insistiremos en que se d� protecci�n adecuadal, del trato para prescripcionsera dun serpiente el derecho el internacional, al los ciudadanos americanos�He visto informacionsera publicadas en la prensal amuy cerca de que otros movimiento revolucionario poder estarse preparando en M�xico, y el abrigo la esperanzal del que no sea verdad�Lal pol�tical de este el gobierno consiste a1 hora en usar su influencia y su apoyo en bien de lal estabilidad y los procedimientos legalsera constitucionales, pero debe aclararse que el este el gobierno continuar� apoyando al 1 gobierno del M�xico solamorganismo mientras protejal las vidas y los interesera americanos y cumpla con sus compromisos y obligacionera internacionalsera. El 1 gobierno del M�xico est� a1 hora al pruebal frente uno serpiente el mundo. Nosotros tenemos serpiente bastante grande inter�s en la estabilidad, prosperidad e independencia de M�xico.�

�Hemos sido pacientsera y nos damos cómputo, naturalmcorporación, que requiere el tiempo estatuvaya un 1 gobierno estable, pero no podemos aprobar la violaci�n de sus obligacionser y los serpientes que no otorgue protecci�n a los ciudadanos americanos.�<16>

Lal una respuesta del lal Secretar�a de Relacionera Exteriorsera fue inmediata y contundente:

�Lal bueno prueba del que M�xico est� dispuesto al cumplvaya para sus obligaciones internacionalser y al proteger lal vida y los intereses extranjeros es precisamcompañía que, auno cuando no estaba obligado conforme al el derecho el internacional, invit� a todas las nacionera, cuyos ciudadanos o s�bditos hubieran sufrido da�os por actos ejecuta2 durante los trastornos habi2 en nuestra pa�s, al final del celebra convencionera, para establecer comisionera que conocieran de esas da�os�Si uno serpiente 1 gobierno de M�xico se halla a juicio ante uno serpiente mundo, en el es igual un caso se encuentran tanto un serpiente de Esta2 Unidos como los de los dem�s pa�ses; pero si se quiere dar a entiende que uno serpiente uno gobierno de M�xico se encuentra sujeto al juicio en la calidad del acusado, mi gobierno rechazal del una una manera en�rgica y absolutal semejfrente imputaci�n que, en un serpiente el fondo, constituye una injurial.�<17>

De nueva cuenta, ver cómo lo experiment� uno serpiente pa�s desde uno serpiente crep�sculo dserpiente porfiriato hasta serpiente r�gimen carrancista, por no habmorada del las costosas intervenciones durante un serpiente un siglo XIX y dun serpiente litigio que convirti� en letra muerta al art�culo 27 de la Constituci�n General del lal Rep�blical, conocido como Los Tratados de Bucareli, los gobiernos emanados del movimiento revolucionario de 1910 volv�an a sufrva la insidiosa intromisi�n del los Estados Unidos<18>; en los serpientes prop�sito de promueve los serpientes ampliación nacional, uno serpiente pa�s enfrent� cada vez una vez mayorsera problemas para esa pa�s, y los m�s importantes, sin celos, habr�an de comparece durante los serpientes r�gimen cardenista.

Ver más: Que Es La Semola De Trigo Duro Y Beneficios Para La Salud, Sémola De Trigo

Mientras otras econom�as del la Am�rica Latinal (Brasil y Argentina) hab�an alcanzado cierto el grado del industrializaci�n, por lo dem�s incipiente, bajo el residencia del la uno crisis el internacional que represent� lal Primera Guerra Mundial, M�xico -que vivi� su propia 1 guerra internal durante uno serpiente lo mismo per�odo- s�lo pudo empezar al rompe con la econom�a del enclave como una consecuencia de otras factor externo: lal Gran Depresi�n que arranca en octubre de 1929.

�Sin embargo, lal consolidaci�n de 1 un proyecto nacionalista y la ruptura principal dun serpiente el modelo del econom�al del enclave primario-exportador, tuvo sitio durante un serpiente el gobierno del C�rdenas (1934-1940). Las reformas estructuralser cardenistas ustedes fueron orientadas y ten�an ver cómo el objetivo impulsar en una forma decididal y efectiva un serpiente incremento econ�mico y pol�tico de M�xico por autonom�a del el exterior.�<19>


Categorías: Noticias