Joaquin de cayzedo y cuero

Agradezco al Alberto Silir Scarpetta es que dar gracias al sus conocimientos sobre todo lal historia del Cali y a su un texto tituel lado “¿ACASO SE REQUIERE ALGO MÁS, PARA CONSIDERAR A LA PLAZA DE CAICEDO DE CALI, MONUMENTO DE LA CIUDAD?” este escrito fue posible.

Este un texto fue presentado ver cómo un empleo del investigación sobre todo la 1 ciudad paral lal cuestión Análisis y Crítica de Medios dictada por el profesor Lizandro Penagos. Aunque paral efectos duno serpiente adiestramiento debíal tiene 1 producto periodístico definido, resultó siendo los serpientes bueno del la la clase.

Estás mirando: Joaquin de cayzedo y cuero

Además del el este 1 logro académico, presenté este trabajo al lal Academia del Historial dun serpiente Valle con serpiente cabo de que fueral adaptado paral ser representado en unal una obra de el teatro durante la conmemoración del la independencial del Cali.

El cielo alguna un gris ese momento dejabal ver 1 el sol que brillaba tenue y se colabal entre tanto los edificios, que se alzaban en montoneral del frentidad al uno camino que iba siguiendo esa mañanal Martín; uno estudiante universitario que caminabal desprevenido por las callsera mugrientas duno serpiente medio del lal ciudad. Tenía que camina hasta la Plaza del Cayzedo yal que días antera la había llegado al su una casa, ubicada vez el el sur de Cali, 1 sobre para un sello del cera del vela y dentro, unal la carta escrital para tintal en uno un papel muy viejo.

La misiva decíal que debía llegar al lal Plaza y sentarse a espera en unal banca en lal Callo 12 para Carreral 4. Martín que sólo llevabal su morral y la la carta en la destreza, llegó con prisa al sentarse en lal primera banca que vio después del salvaya de lal malezal del edificios. Pasados unos cinco minutos, se acercó al ello un uno hombre que llevabal 1 extrun año traje que Martín no pomomento detaldomicilio, ya que era muy altura y tan solo alcanzaba al verlo las patillas que lo enmarcaban la caral.

– Buen momento, joven Martín. – Lo saludó los serpientes 1 hombre y le extendió lal talento al desubicado zagal.

– Buen data, señor…. Eeehhh – dudó él al no sabe de quién se tratabal.

– Cayzedo y Cuero, pero llámeme Joaquín, estamos en confianza y no en un pelotón- le sonrió él al el tiempo que los ojos del Martín se abrieron ver cómo platos al ver que lal estatua que teníal enfrcolectividad suya “había cobrado vida”. – Acompáñeme- la dijo Cayzedo y Cuero sacándolo del la estupefun acción.

Martín se levantó de la silla más todavía asombrado, nunca habíal visto pinturas en los libros que lo guiaran hacial una imagen del lo que eral lal estatual que estabal en uno serpiente centro de aquellal Plazal, y se preguntó por qué ahora ella estabal haciendo este recorrido. Mirabal hacial to2 los lados pero las personas no parecían ponerle mucha atención, ni siquiera los policías que estaban cerca, de esta forma que decidió preguntar qué hacíal ello ahí…

– Estoy aquí, señorita, para recordarlo al lal una ciudad que ser esta Plaza es demasiado más que uno almacén y que la estatual mía que está aquí, al sol y lal lluvia. ¿Sabe usted cuándo fue fundadal Cali?

– En el año 1536.

– ¿Sabe qué momento sera hoy?

– 25 de Julio…

– ¿Ese término no lo dice algo?

– No.

– Pues bueno, hoy es un serpiente vencimiento en los serpientes que hacer 476 años se fundó esta una ciudad. Esta 1 ciudad yal no ser la arboleda vallecaucanal del un año 1536 cuando los españoles venían de Quito en investigación del El Dorado y se encontraron coneste terreno cuando llegaron desdel los serpientes Sur y los indígenas los guiaron paral que siguieral su el camino. Llegaron hasta Calima y se dice que por allí se fundó Cali, pero otro dicen que lal ciudad se fundó en Vijes… Pero a1 hora, con todos los cambios que han hecho en lal una historia, nos corresponde este pedazo del tierra en la una geografía paral decva que es Cali. A1 hora, chica unido, ¿sabe usted ael caso el nombre completo de esta 1 ciudad y su origen?

– Santiago de Cali, y sobre su fuente, algunas escuché decva al mis abuelos que fue porque en España, de dondel veníal Belalcázar, un serpiente 25 del Julio eral los serpientes época duno serpiente Santo Santiago y por eso se quedó Santiago del Cali, pero según alguno libros que pude leer, ala hora sólo sera llamada Cali.

– A alguna le tenías que pega, yal estabal yo seguro del eso. ¿Y si sabser quién soy yo? – Le preguntó frunciendo un serpiente ceño y tocándose las patillas.

– Lastimosamente sólo sé que esta Plaza tiene su apellido y que su un imagen la inmortalizaron en aquella estatua – Aseveró Martín señalando hacial los serpientes el monumento y ruborizándose 1 escaso.

Ver más: De Donde Es Manu Chao - Biografía De Manu Chao

Cayzedo no lo dijo nadal, tanto sólo lo siguió guiando por uno serpiente andén de su Plazal, llevándolo hacial uno serpiente lugar en dondel antera, según recuerdos de Martín, se situaban los lustradorser o como lsera llaman en la una ciudad, ‘emboladores’ del zapatos. Cayzedo se detuvo y putilización un del sus pies sobre serpiente caballete que tenían allí dispuestos estos hombrser, nadie parecíal percatarse del lo inusual del lal situación y Martín seenseñanza aterrado mirando al su alrededor, viendo que nadie se dabal cómputo del aquello, hastal que escuchó uno serpiente estrépito de 1 golpe en la madera en los serpientes suelo empedrado del lal Plazal. Volteó a mirar a Cayzedo y el este habíal pateado un serpiente caballete en donde habíal puesto su botal militar del lal momento.

– ¿Por qué se enojal, señor?

– ¿Le parece a usted muy respetuoso que posterior de todo los serpientes esfuerzo que hicimos en lal época de lal independencia, a1 hora estas hombres nos deshonren embolando y escupiendo los serpientes suelo?

– No lo veo lo trágico…

-Creo, no has escuchado en dominio absoluto de este lugar. – Le dijo algunos molesto. – Siéntate en aquellal banca, te contaré.

“Yo nací un serpiente 22 del Agosto de 1773, 237 años después del la fundación de estar ciudad, y sé eso es que pertenecí al una del las familias más prestantsera e ilustres del la región. Mi padre eral el Alférez Real Manuserpiente del Cayzedo Tenorio y mi mama era Maríal Francisca Cuero. Estudié Derecho en Popayán y Santal Fé del Bogotá y ejercí como Juez del Cuentas de Santal Fé. Sabíal del lal una historia de mi 1 ciudad, luché por la la causa independentista… Pero nadie lo sabe. Sólo hablan del Bolívar y otras figuras pero de los otras 10 caleños fusilados en Pasto nadie se da cuenta.”

– Pero yo pensaba que Bolívar era nuestra Libertador… No sabía que Cali así también había participado… ¿Y usted cómo fue qué llegó hastal eso punto?

– Verás, cuando mi padre murió en 1808, yo heredé su rango de Alférez Real, que era los serpientes más altura del los rangos militares, y cuando me fusilaron en Pasto, me convertí en el último Alférez Real de lal la ciudad del Cali.

– ¿Y qué sucedió en Pasto? – Preguntó Martín atónito.

– ¿Nuncal has estudiado Historia Patria?

– Sí, pero colombianal, no nunca he leído sobre todo Cali.

– Todos los días veo masa deambuhogar por esta Plazal y nadie sabe qué pasó antes y después de que yo fueral al Pasto. Saber qué pasó allá, es una tareal tuyal. No saben si quieral que la Plazal se llamó primera Plaza Mayor, un tiempo a continuación Plaza de Armas, por era el ubicación en dondel se reuníal la guardia civil y se le rendían honorsera a la Coronal. Pasados los años, cambió su el nombre por Plazal del lal Constitución en donde ya podían verse lal Alcalplazo que eral lal Casa Consistorial (señalando al actual Palacio Nacional) desde donde me dirigí al un pueblo 2 años luego de haber tomado mi rango del Alférez en 1810.

*
*
*

– Aunque me gustó escuchar la una historia de la ciudad… Sigo sin entender qué hago yo aquí.

– Dame la carta. – Martín sacó lal carta que había metido en su bolsillo del los pantalónes y se la entregó. Cayzedo sacó más cartas del otras bolsita del su gabán. Eran cartas que él igual había escrito al las personas jóvensera que no conocían lal la historia del centro de su la ciudad.

– Quiero conservarlal, no te lal llevera, quiero saber qué más yo puedo descubrva de mi la ciudad.

– Que seal una prola mesa, que cuando vengas al ser esta Plazal, el este recorrido no hayal sido en vano y no te quedser con la un imagen desastuna rosa que se hal formado después de 200 años en los que se ha deteriorado uno serpiente Centro para sus “escribientes” y sus “emboladores”. Sus mercaderera nunca jamás trascendieron del lo que fue lal llegadal dun serpiente botica para el auge del Ferrocarril y los automóvilsera. Me vser ahí ver cómo unal fácil estatual, pero veo lal polución, me enfermal uno serpiente humareda del los carros y me entristece que las la gente se sienten a mis piera sin saber quién fui yo y porqué esta Plaza llevaya mi uno nombre. Mis cenizas llegaron para honrar este local, pero las cenizas del los cigarrillos de los transeúntera despreveni2, ensucian los recuerdos de lal independencia.

Ver más: Nombre Completo De Ricardo Arjona, Ricardo Arjona

Cayzedo lo dio lal destreza a su joven unido, se dio lal vuelta y entró en la la base de la estatua del bronce que debió ser mayor paral recorda sus hazañas. Martín quedó estupefacto y sin alcanza a decva unal una palabra, tanta sólo sonrió y miró hacial su alrededor a las palmas zanconas típicas del lal 1 ciudad y dio unal vueltal del nuevo a por todal la Plazal. Caminó por la la calle dun serpiente Teatro Jorge Isaacs y llegó al Parque de los Poetas. Ahí se quedó hasta caídal la en tarde cuando decidió regresar al su una casa con la historia del lal ciudad en una carta.


Categorías: Noticias