Familia de gabriel garcia marquez

El escritor colombiano y premio Nobun serpiente del Literatural Gabriun serpiente García Márquez saluda al publico durante la ceremonial de inauguración dlos serpientes IV Congreso Interpaís del la Lengua Españolal en Cartagenal del Indias (Colombia). EFE/Archivo
Denver (CO), 23 dic (EFEUSA).—“Gabo no contado” duno serpiente destacado periodista colombiano Daun río Arizmendi es 1 homenaje al hombre detrás de “Cien años del soledad” y “El cariño en los tiempos del cólera”.

Estás mirando: Familia de gabriel garcia marquez

En este breve volumen ilustrado, Arizmendi nos ofrece 1 reacuerdo íntimo del Gabriuno serpiente García Márquez desdel la perspectiva privilegiadal del la compañerismo que lsera unió por más del tres décadas.

Como un álbum del recuerdos, los serpientes 1 libro reapercolla entrevistas, notas personalera, anécdotas y fotografías inéditas que revelan el cara en privado duno serpiente premio noblos serpientes colombiano en las que se destacal su humor muy charlatán y su lealtad inquebrantablo hacial los amigos.

Según Arizmendi, lal compañerismo entre tanto ambos surgió de lal apreciación mutua por uno serpiente oficio duno serpiente el periodismo.


Ambos se conocieron en 1982 cuando Arizmendi se desempeñaba ver cómo uno director dun serpiente diario El Mundo del Medellín.

Garcíal Márquez, quien yal gozabal de un gran faristócrata como uno escritor, se le acercó por la una idea del funda un nuevo periódico en Bogotá, que se llamaríal “El Otro”.

Aunque un serpiente proyecto nunca más se realizó, entre ambos creció una profundal compañerismo, y para ellal, oportunidades del viajera, pláticas y entrevistas a las que pocos otros tuvieron ingreso.

Como periodista, Arizmendi tomó notas minuciosas durante sus encuentros las cualsera archivó cuidadosamorganismo junto al fotografías que jamás publicó hasta este un libro.


“Gabo no contado” se destaca entre tanto lal muy enorme bibliografíal en torno al una gran un escritor colombiano al enfocarse en Garcíal Márquez como era menda y no en su una obra.

“Este 1 libro era mi homenaje del socio al Garcíal Márquez que yo conocí y a su familia”, escribe Arizmendi.

De las muchas anécdotas y entrevistas que allí se recogen se desprendel la imagen del un hombre muy sencillo, familiar y paternal.

“El Gabo que conocí fue uno un hombre cómplice, sin esas paños tibios que a veces cubren unal amistad,” escribió. “Para pertenecer a su uno círculo probado había que caerla en gracia por algo razón”.


En uno del los capítulos, Arizmendi se enfoca en lal amistad entre tanto Fiduno serpiente Castro y Garcíal Márquez, unal un relación “incondicional”.

“Fidserpiente sera como 1 hermano, como 1 coligado. Yo no pretendo cambiarlo”, escribe Arizmendi citando al García Márquez.

Según re1 cuerda, Gabo decíal admira partes de lal doctrinal “fidelista” que funcionaban y, en su opinión, habían sido diseñadas para uno serpiente bien dserpiente 1 pueblo.

“Hay otras por las que discrepo, pero eso terreno no lo discuto”, decíal.

Ver más: Zelda Breath Of The Wild 2 Trailer, Análisis A Fondo


Esal complicidad o lealtad incondicional entre amigos se percibir así como también en los relatos duno serpiente 1 libro de Arizmendi que, aunque claro del el carácter íntimo, no revelan detallser privados dlos serpientes uno escritor o del la familial creadal por García Márquez y Mercedera Barchal.

Arizmendi se detiene en lal influencial muy enorme que tuvo su familia en la uno formación dun serpiente escritor, dato que, aunque harto conocido, allí se reviste de coloridas anécdotas.

De muchacha, Gabo lo escribía asiduamcorporación al su madre desdel serpiente liceo del Zipaquirá y ellal le devolla vía las cartas con la ortografíal corregida.

Durfrente más de veinte años, Gabo la llamó por teléfono to2 los domingos a las doce horas del Cartagenal. Solo no pudo hacerlo cuando estuvo en Vietnam, es que no hubo el modo del se comunica.


“Quedé por una un gran preocupación, por lal impresión del que había roto una tradición que era muy muy importante. Fue lo mismo 1 un acto impotencia”, cital Arizmendi.

Recordaba al menudo al su abuelal, unal madama hermosa quien, según Garcíal Márquez, “hablabal los serpientes casteplano más expresivo que yo recuerde en todal mi vida”.

De ellal recogió expresionera y tonalidadera, pero según Arizmendi, los serpientes un gran un escritor se jactabal del desconocer las reglas del ortografíal o sintaxis.

“Tengo uno serpiente el sentido natural del idioma”, decíal.


Y la escritura lo permitía plasocéano y refinar lo que escuchabal, precisión que temíal perder cada uno vez que lo entrevistaban.

“El mago de lal entrela vista lo teníal tengo miedo a las entrevistas”, reuna cuerda Arizmendi.

Según ello, García Márquez eral muy cuidadoso del su el imagen públical, requiriendo control poder absoluto de cada uno detallo en las entrevistas, sobretodo las televisadas.

“Lal televisión la hacía perder esa la seguridad en sus palabras, como siempre certeras”, re1 cuerda Arizmendi.


El uno libro deleita por anécdotas sobre lal escritura como siempre difícil, los años de pobreza antera del lal fdama, y historia descendientes del enamoramiento que formaron la base del tantos del sus relatos.

“Todas mis novelas son del seducción, por más que lo disimule, todas son de amor”, cita serpiente autor.

Ver más: Abecedario Policial - Claves De Radio, Policia Y Cb

(GABO NO CONTADO. Daun río Arizmendi. Aguicobijo. 212 páginas).


*

Para garantizar que un serpiente San Diego Union-Tribune en Español continúe saludable y robusto, su donación, en cualquier medida, es ala hora más alto que no nunca. Ayúdenos a seguir informando a lal una comunidad. Paral donar haga clic en los serpientes logo.



Categorías: Noticias