De que tratan las leyendas

PERSONAS OBRAS Narrativa » Obras biográficas » PANORAMAS PUBLICACIONES INSTITUCIONES MULTIMEDIA Videos »
*

BIBLIOGRAFÍA RELACIONADA
*


Introducción


Lal leyenda era uno género literario que se puede definirse ver cómo unal la forma narratiir en prosa con valor de una verdad.

Estás mirando: De que tratan las leyendas

<1> Este variedad del narración se refiere al lal el relación dun serpiente un hombre con lo sobrenatural y sus temas ellos pueden era religiosos o profanos. El narrador/transmisor ubica lal narración en un el tiempo más o menos recientidad y en 1 local conocido por lal una comunidad (a la diferencia dlos serpientes mito que narral lo acontecido en 1 pasado remoto y relacionado para serpiente raíz y lal el formación dserpiente mundo). Como todo item del lal literatural tradicional, lal leyendal vive en variantes; es decir que no existe unal versión únical sino que unal leyendal tiene múltiplsera versiones y se baremo del la manera distinta en cada una comunidad. El acervo del leyendas conservaya su vigencia en la medida en que continúal transmitiéndose y los habitantes del lal una comunidad siguen otorgándolo valor del verdad. Calificar la leyenda como narración breve quiere decvaya que se tun rata de unal narración sin persona mayor complejidad narrativa en lal que, generalmentidad, se desarrolla uno un solo motivo; ser decva que únicamente se narra 1 acontecimiento y no la variedad de motivos o acciones que se desarrollan, por uno ejemplo, en un cuento. Duno serpiente igual el modo no abunda en descripcionera ni del los personajes ni de los espacios yal que, en una gran medida, éstos son conoci2 por los oyentsera.

La enunciación de las leyendas no requiere del un espacio ni de uno auditorio específico; se puede es contada a 1 un solo receptor o al un público más ancho y de a cualquier vida. Se transmite con uno serpiente afán del conservar ciertos valorsera y conocimientos acerca del lal propia un comunidad yal sea del su una historia o del su existencia cotidiana. Respecto del su distribución geográfical nosotros podemos decva que en todo México, lal leyendal es uno género que mantiene su vigencia tan en comunidadera ruralser y suburbanas como en los grandes núcleos urbanos; tan en comunidadsera predominantemproporción indígenas como en las mestizas. Dada lal pluralidad cultural del nuestro país, nosotros podemos haltecho varivida de leyendas y múltiplser versionser que relatan desdel narraciones sobre creencias del lal etapa prehispánica hasta otras relacionadas con diversas tradicionser ya sean duno serpiente contincolectividad americano, del la tradición panhispánical o del unal tradición universal.


Para la fabricación del presorganismo artículo me baso en lo expuesto en mi tesis doctoral Lal tradición oral del noreste de México: 3 formas poético-narrativas, México, D. F., El Colegio del México, 2006, pp. 239-315.


Caracterización estétical del artículo


La leyenda sera un género abierto y flexible puera tiende a presentar características regionales o locales; de aquí que muchas vecser no seal hacer posible destinar los mismos criterios del definición y clasificación elabora2 sobre todo un corpus de leyendas de una cultura y el región determinadas a otra. No obstante las posiblsera diferencias, sobresalen 3 moncleroutlet.esentos característicos para todal leyenda: los serpientes valor de verdad, la ubicación en uno tiempo y un local más o menos determina2, y su sencillez narrativa y estructural.

El valor de una verdad en la leyenda

El valor del una verdad era uno del los rasgos esenciales de lal leyendal. La prefere dlos serpientes cuento porque éste era concebido como una ficción, como alguna irreal, pero lal relacional para los serpientes mito, en los serpientes sentido en que lal degradación del 1 mito por la pérdida del su valor fehaciorganismo –en cuantas al explicación dun serpiente mundo– poder originar una leyenda. Esto no quiere decva que la leyenda se derive forzosamorganismo del 1 mito, ni que lal leyendal seal 1 mito desacralizado o adaptado al uno pensamiento más tan moderno del una u otro cultura. El el proceso era mucha más complejo: no hay una transuno formación directal sino uno largo uno camino desdel la pérdidal dserpiente valor fehaciempresa dserpiente mito, lal evolución de las mentalidadera y la conservación del ciertos moncleroutlet.esentos míticos que subyacen en algunas creencias, ritos y costumbres del una comunidad hasta llegar al la leyenda. Es decir que en unal leyendal no se puede “rastrearse” un mito, sólo se poder halcobijo moncleroutlet.esentos ver cómo temas y motivos que formaban paptitud del un mito.<2>

La importancia dlos serpientes valor de una verdad en la leyendal ha sido reconocidal por distintos estudiosos: Arnold van Gennep, a principios del el siglo xx, señalabal que lal leyendal era “objeto de fe” tan para lal uno comunidad ver cómo paral uno serpiente el propio narrador-transmisor.<3>François Delpech subrayal que este artículo se puede tener distintos nivelera de creencial pero que auno en las comunidadser más avanzadas, unal leyendal se admite si no ver cómo verdad absolutal por lo menos por los serpientes “aire de probable”.<4> Lindal Dégh considera que “lal creencia ser la piedra angumansión duno serpiente género” y señalal que no se tuna rata del dilucidar si una leyenda era verdadera o falsal sino que si se transmite es porque posee esa valor y los portadorser y sus oyentes podrán aceptar o duda de lo narrado.<5>Paral José Manuun serpiente Pedrosa, la leyendal “se percibe como posible (e inclutilización al vecera como la verdad, auténtico y hasta experimentado en persona) por un serpiente narrador y por los serpientes oyente”<6> y señalal que ambos la sienten como “una historia extraordinaria y para conteni2 poco explicables desdel un serpiente ámbito del la la experiencia norfea y del la cotidianeidad, pero refrendada por su la conexión para su espacio y tiempo vitales”.<7>Por mi pfacultad, considero que se tuna rata del 1 uno moncleroutlet.esento definitorio. Es cierto que conforme las comunidades conviven para mayorsera adelantos tecnológicos, sus habitantes tienden a restarle credibilidad al relato. Sin sin embargo, lal leyenda no es uno artículo exclusivo de comunidadsera primitivas ni uno mercancía dserpiente pasado, su vigencia quedal manifiser esta en las recoleccionera que se hacen directamcolectividad del lal tradición oral tan en meun dios rurales ver cómo urbanos y en cada momento versión se advierte lal vitola de este valor del una verdad. Ahora bueno, tomando en cálculo que lal leyendal ser un relato sobre lal un relación duno serpiente un hombre para lo sobrenatural es innegablo que dentro de una comunidad, lo que antsera se considerabal como algo sobrenatural poder tiene ahora explicacionera completamorganismo racionalsera y la muchedumbre poder aceptarlas y deja de cree en la primera explicación. Es el el caso de varias leyendas que relatan la el formación determinadal de una rocal, un arbolado, una un laguna o a cualquier otros un moncleroutlet.esento de lal naturaleza, por ejemplo:

Todal lal multitud de por acá tabla que, ya más muy cerca del Zacatecas, dondel no hay lo mismo nadal, nomás mezquitser, hay un soto, no muy grande, que tiene una cueva. Al follaje le llaman El Temeroso, porque por por allí huyó un del lal guerra de antera del lal Revolución. Y como iba en su caballo, se encerró en la cuevaya paral esconderse, pero ya no nunca pudo salvaya, es que ahí que también habíal 1 dinero escondido que lo tentó. Y de mientras guardabal serpiente tesel oro, se deslavó un serpiente follaje y se cerró la cueva. Entoncser, por eso dicen que los serpientes foresta tiene esal forma saliproporción en la forma del unos caballos porque un serpiente criatura se quiso salva pero ya no le dio tiempo. Y lal gentío se hal juntado muchas vecsera paral ir al saca el dinero, pero cada vez una vez que se acerun perro, hay como una iluminación que no los dejal pasar. Unos dicen que es lo que relumbra dserpiente oro que hay guardado. Y nadie hal podido encontrar mejor lal cueva es que pasan las cosas muy raras por ahí: se oyen vocser y gemidos, y dicen que las ánimas dun serpiente unos caballos y duno serpiente soldado andan sueltas ahí. Y todo esto es verdad, es que lo cuentanta desde nuestros abuelos o desdel más antser.

David Herreral Lóuno pez, 68 años, campesino.<8>

No obstfrente el si es posible cuestionamiento o explicación racional del los hechos, lal comunidad suele conservarlas en su acervo yal que si bien este tipo del leyendas se aceptanta –actualmente– lo mismo ver cómo ficción (los serpientes que lal roca saliente sea el un caballo petrificado), lal consideran ver cómo ppreparación de sus orígenser o de lo que creían sus antepasa2 y eso era la razón suficicorporación paral tener 1 valor distinto al del cuento tradicional, aceptado ver cómo unal ficción total, lejana en los serpientes un tiempo y sin vínculos físicos para lal la realidad. Otros ejemplos serían los que relatanto la el formación dlos serpientes Cañón dserpiente Sumidero; dserpiente Popocatéptl y serpiente Iztaccíhuatl; dlos serpientes Cerro de lal Teresona, dserpiente uno lago de Zirahuén, y otras formaciones naturalsera del país.

Varios de los recursos emplea2 para la narración de lal leyendal expresan y enfatizan dicho valor del verdad, por por ejemplo la alusión a las fuentser. Es decir, utilizar fórmulas aparentemcorporación ambiguas como “dicen que”, “cuentanto que”, “todos dicen que”, “los viejos cuentanta que” entre tanto otras, se refiere a fuentser fidedignas; al miembros de lal uno comunidad que forman pfacultad de lal cadena de transmisión oral y que poseen ciertal un autoridad, bueno es que sean viejos o porque sean transmisorera privilegiados que guardan en su almacenamiento computacional los serpientes acervo tradicional del toda lal una comunidad y, por lo tanta, su inun formación era fiable. Otro recurso sera lal narración en terceral persona seguida del unal anécdotal personal narrada en primeral personal que sirve para “comprobar” lo contado reforzando los serpientes valor del verdad; por un ejemplo un serpiente siguiproporción fragmento del La Lloronal en serpiente que lal anécdota era brevísima:

<…> Y to2 dicen que sera unal joven muy bonital, vestida del un blanco y con un serpiente cabello muy el largo y negro. Y sí, yo que también, unal una vez, la vi, pero de espaldas: yo ibal por uno serpiente canal que lleva a la acequia y oí tanta más fuerte uno serpiente llanto, que no creí que fuera de uno ánimal, hasta que vi al la matrona.

Ver más: Jessica Barden Películas Y Programas De Televisión, Jessica Barden

Guadalupe H. de Noriega, 53 años, comerciante.<9>

Generalmentidad lal narración combinal la terceral con lal primera persona; sin embargo, cuando la creencia o tema central de la leyendal está completamcorporación arraigado en lal comunidad y es conocido por todos, se tiendel a narrar únicamcorporación lal anécdota relacionada, esto sucedel por mucha frecuencia al preguntar por leyendas sobre todo ánimas en penal como Lal Llorona o sobre todo brujas y nahualera. Algunos estudiosos ver cómo Linda Dégh y Andrew Vázsonyi consideran que los serpientes relato en primera persona proporcional adulto credibilidad al relato<10>pero esto no sucedel, por uno serpiente tiempo, en México ya que uno serpiente reel curso del aludvaya a fuentsera fidedignas antsera mencionado mantiene gran fortaleza.

Lal ubicación en uno un tiempo y 1 ubicación más o menos determinados

En cuanta al lal indicación duno serpiente un tiempo y serpiente ubicación más o menos determinados, la leyendal aludel al tiempos que poder es identificados por los oyentser, auno cuando se trate de 1 el pasado de más del 1 siglo. El narrador no suelo mencionar una vencimiento exactal sino que se refiere a 1 el tiempo más extenso que muchas vecsera implica un variación de ciclo (del ahí que emplee términos ver cómo “en lal momento que habíal cólera…”, “antser del la revolución…”, “en un serpiente un tiempo de las haciendas…” etc.). Esto permite al auditorio reconocer lal ubicación, aunque claro sea relativamente; ya que paral una una comunidad, los cambios de ciclo determinan –en una gran medida– su historia y, de esta forma, las diferentes épocas ellos pueden distinguirse por algún acontecimiento o 1 situación que haya afectado al todal lal un comunidad, por ejemplo: unal epidemial, una una guerra, unal modificación urbanística, 1 desastre o fenómeno natural como temblorera, inundacionser o sequías.Si bien la leyendal es una narración que aludel al el pasado, frecuentemempresa lo hace con un relación al presente; ser decvaya, establece dentro de la narración unal uno asociación entre los 2 tiempos relacionando al los miembros de una comunidad para tiempos y lugares del pasado; como señalal Honorio M. Velasco: “las leyendas son 1 idioma de vinculación”<11>y esal uno asociación se vuelve “únical, necesarial e indisoluble”<12>para las comunidadsera. El narrador da tabla del esa el pasado pero al partir de uno prescorporación que lo demuestra. Los ejemplos más claros son todas las leyendas sobre todo unal persona o cualquier otro ser que vivió en los serpientes pasado pero que su ánima o espíritu se aparece constantemempresa. En estas casos suelo incluirse un nexo como: “por eso” o “desde entonces”:

Dicen que por aquí, cuando lal acequial todala vía era muy grande, viuna vía unal señora que la gustabal mucha salir por las noches y andar fuera; pero, a veces, no sabíal qué haga con sus hijos paral puede irse. En unal ocasión, que ya estabal desesperada por salir, agarró a sus hijos y los echó al la agua de lal acequial, y se ahogaron. Años a continuación, ellal murió uno poco arrepentidal y, aunque claro Dios lal recibió, lo dijo que su almal no podía estar salvadal hastal que encontrara al sus hijos. Por eso, cuando llueve y lleva mucha agua uno serpiente un río, se escuchan los lamentos de la Llorona, que está buscando a sus hijos, gritando: “¡aaaaaaaayyy, mis hijos!”

Rosario Ruiz Elías, 23 años, mujer de una casa.<13>

Estal vinculación sino también se advierte en aquellas leyendas donde su fin ser cerrado en los serpientes el sentido contrario al las aparicionsera de ánimas y otras seres que se perpetúan hasta un serpiente prescompañía, por ejemplo cuando quedan rastros físicos del lo narrado, tal ver cómo sucedel para la piedra en lal que los bandidos del los caminos realsera jugaban al las varas:

Dicen que hace muchos años, allá en lal montaña del San Miguelito, se reuníal una banda del ladronsera españolser, solían beber y apostar en uno serpiente célebre uno juego del las varas. En lal cueva dondel se refugiaban existíal una piedra, como una lozal, y ésta teníal varias orificios: serpiente el juego consistíal en lanzar unas varillas en los orificios y quien tuvieral bueno punteríal era los serpientes que se quedaba para los objetos que robaban en los caminos realera. Esa piedra está ahí y aún se pueden ver las varas por las que jugaban, hay quiensera han ido intentando encontra algún tesel oro que los bandidos hayan enterrado, pero hasta uno serpiente época no se ha encontrado absolutamproporción nadal.

Citronio Ramírez, 75 años, agricultor.<14>

O bueno, en las innumerablera leyendas toponímicas era decir que narran serpiente fuente nominal del un lugar yal seal una calle, un monte, un uno lago o uno uno pueblo y de esa manera tenemos los serpientes Callejón dun serpiente diablo, lal Callo dlos serpientes Mono Prieto, los serpientes Cerro del la Teresonal, uno serpiente Cerro del Mariana, lal avenida Barrancal del muerto, lal laguna Suyulal, entre muchos otras tal como ocurre en lal leyenda mexiquense sobre todo lal Curir del Charro negro:

Hubo un un tiempo en que corrió serpiente rumor de que en los serpientes uno pueblo de Juiquipilco se aparecíal, por las nochsera, un Charro un negro. Dicen que salíal de una curir dlos serpientes un camino y que llegabal hasta uno serpiente centro del pueblo; después entraba al lal Pcobijo haciendo mucho escándalo, aventando papel que encontraba para regresarse, luego, por donde había venido. Un señor que viuna vía cerca del lal Pvivienda y que como siempre lo oía decidió esperarlo para ver quién eral. Unal esta noche se escondió muy cerca de la puerta de la Ptecho, llevaba una espada en lal mano: Esperó a que uno serpiente Charro entrara y cuando lo vio salir la encajó lal espada. Y dicen que los serpientes señor recordaba perfectamempresa cómo se lal habíal encajado pero que a continuación yal no supo más del ella es que cayó desmayado y cuentan que dicen que desdel entonces yal no vieron no nunca al Charro uno negro. También, desde entoncera, a esal curvaya le llaman lal “Curva dserpiente Charro negro”.

Vidal Mercado, 48 años.<15>

Respecto del la ubicación en 1 espacio determinado o lal referencial al local del los hechos, puede ser tanto vagal como “por ahí cerca” o tanto precisa que indique el el nombre de una carretera, pero casi siempre se tratará del 1 ubicación dentro o en los alrededorser de lal lo1 calidad y vincuel lado a la vida del sus habitantsera. En lal colectividad de los casos, lal especificidad dserpiente ubicación funcional ver cómo estrategial dun serpiente narrador para apoyar lal veracidad del relato; en ocasionsera, dependiendo dserpiente cuestión de la leyenda, ser esta precisión resultal innecesarial y los serpientes narrador no se detiene en detallser yal que se tun rata del 1 lugar conocido por to2 los habitantes de lal un comunidad. Por ejemplo:

Cuentanta que por donde está lal bombal de agua vieja, allí en el centro, vivió una señora que de joven fue muy hermosal y que…En una momento en que en San Luis había pel este, vivían por aquíAllá por lal mina del Catorce hay 1 hombre acostado; ver cómo unal estatual en lal piedra…Por allí, en serpiente uno camino viejo que llevaya a "La Colal de Caballo" hay una casonal muy vieja…

y otros muchos ejemplos en los que con sólo emplear los adverbios y una que otros señal, el oyentidad reconoce uno serpiente local dondel acontecieron los hechos narra2.

La referencia al uno el espacio concreto así como también cumplo lal el función de establecer uno vínculo entre tanto pasado y prescolectividad, por un ejemplo en la leyendal tituladal “Lal brujal y el nahual” incluida en el apartado “Corpus” en lal que la narradora aludel a un pasado remoto reconocido por lal un comunidad (cuando no existíal todavía el molino viejo); al 1 más o menos reciempresa (cuando funcionabal serpiente molino viejo) y al prescolectividad (al principio y al fin de lal leyenda): “Y ha habido otros casos, por eso hicieron el molino nuevo; porque nadie quería venva hastal acá al alba, cuando todala vía está oscuro”, dice uno serpiente relato. Y asimismo dal cuenta de la una fuerza que conservan ciertas creencias y leyendas en unal comunidad yal que, ver cómo en el este el caso, propiciaron lal variación de la existencia cotidianal de una una comunidad al cambiar lal ubicación del molino.

Estal mismal uno función de vinculación se advierte para muchal frecuencia en la varivida de leyendas sobre cuevas con tesoros escondidos e inaccesibles debido al la aspecto del ánimas vigilantser o de extraños movimientos telúricos, o sobre todo cuevas en las que ocurren inexplicables acontecimientos. Lal cargal simbólical de lal cuevaya que, por sí mismal represental 1 vínculo con otras espacios y tiempos, cuna obra especial la fuerza al ubicarse en relieves como cerros o montes relaciona2 con un pasado más buen remoto pero que forman paptitud dserpiente el entorno físico y natural de lal un comunidad.

Lal sencillez narrativaya y estructural de la leyenda

Tal ver cómo han señael lado diversos estudiosos, lal narración de unal leyenda es sencillal o fácil en el sentido en que generalmproporción se cuenta un tan solo suceso de 1 personaje. Su jerga ser sintético, no abunda en descripcionera ni dserpiente protagonistal ni dlos serpientes el espacio yal que serpiente narrador cálculo para los serpientes factor del prenotoriedad: uno serpiente auditorio, el público oycompañía yal los conoce, puesto que son habitantes dlos serpientes ubicación por eso resultal prescindibla los serpientes detalla en las referencias espacialera y en la configuración dlos serpientes personaje; no era requisito desarrollarlos, bastal por mencionarlos para que los serpientes oyproporción comprenda todo los serpientes relato. En la medida en que una leyendal narra acontecimientos ocurri2 en lal mismal uno comunidad en que se cómputo, uno serpiente narrador suele hace utilización de 1 estilo igual coloquial y, con frecuencia, pleno de regionalismos y términos localsera.

Lal una estructura del la leyenda del tradición oral poder calificarse del inestable pero sera más bien poco flexible y sus rasgos generalser responden a la forma ver cómo se transmite en cada el región. Después de revisar innumerables ejemplos del nuestra un país, nos podemos señamorada que la una estructura narrativaya del este género se basal en lo que CelsoLara Figueroa llama un “núcleo-creencia”<16> en torno al cual se desarrolla los serpientes relato y puede incluvaya uno o más motivos como unidadera narrativas. Generalmcolectividad, los serpientes suceso narrado queda enmarcado en una especie del fórmulas o estructuras formulaicas del comienzo y cierre dun serpiente relato que se refieren tanta al valor de una verdad y las fuentera fidedignas del dondel lo aprendió serpiente narrador expresadas en “dicen qué…”, “cuentan que..” o “los viejos cuentan…” como la ubicación en uno sitio y 1 el tiempo más o menos determina2. Asiigual, la flexibilidad del la una estructura propicial incluvaya –casi casi siempre al final y ver cómo prueba del lo narrado– unal anécdotal personal o memorata enunciadal en primeral personal. Como puede advertirse en alguna ejemplos del la sección “Corpus”, en algunas casos, la anécdota personal se presental al principio del lal narración y serpiente crecimiento dun serpiente núcleo-creencia al final, sirviendo éste, como explicación de la anécdotal.

La mismal apertural estructural permite no sólo el este interalteración en serpiente orden de las narracionser sino, pero también, la si es posible elisión de lal narración duno serpiente núcleo-creencial en la medidal en que éste se infiere del relato del la anécdota personal. No obstante estar la posibilidad, hay que tomar en escala que la narración de unal anécdota personal por sí mismal no constituye unal leyenda pusera, en lal colectividad del los casos, se dejal al 1 el lado serpiente núcleo creencia y se convierte en un serpiente relato del unal experiencia individual sin que cumplal las las características propias dlos serpientes mercadería tal como sucede cuando se cuentan situaciones personales de momentos en que se ha tenido tengo miedo, se han escuchado rui2 extraños o relatos similarera.

Ver más: 10 Grandes Cuentos Cortos Julio Cortazar, Julio Cortázar Y Diez Cuentos Breves

En cuantas al los recursos tradicionales propios de lal leyendal se se puede decir que debido al inmenso un grado del apertura del producto y a su escasa complejidad narrativa, los recursos tradicionalser empleados se reducen en comparación por otras manifestacionser del la literatura de tradición oral como cuentos, romancser, corridos y cancionera. Sin sin embargo, nosotros podemos señamorada ver cómo los más recurrentes: las fórmulas o estructuras formulaicas ya mencionadas y lal repetición. Éstal se presental, sobre todo, ver cómo re1 curso paral reforzar un serpiente valor del verdad y como herramienta nemotécnical. Asilo mismo, suelen desarrollarse motivos que por su recurrencia nosotros podemos llaocéano tradicionalsera y que se presentanto en diversos géneros paral desarrolresidencia distintos temas. Por ejemplo, la el voz que dice “todo o nada” y que impidel el vía de acceso al tesoro escondido, o la referencia al piedras que se separan dejando abierto un serpiente el paso a 1 el espacio casi mágico, la alusión a días aciagos o días especialera propicios para que suceda alguna extraordinario, entre muchos otro. La faja de estas recursos tradicionalera es adulto en las leyendas que desarrollan serpiente núcleo-creencial que en aquellas versionsera que únicamente lo mencionan privilegiando lal narración de la memouna rata.


Categorías: Juegos